Perlita

más popular

Embudo de ventas

0 +
Nuevos leads
0 k
Likes
0 %
de crecimiento

Un embudo de ventas o embudo de marketing es una forma de desglosar el recorrido del cliente desde la etapa de “conocimiento” (cuando conocen tu negocio) hasta la etapa de “compra” (cuando están listos para comprar tu producto o servicio). 

La verdad es que no me gusta usar el término “embudo de ventas” porque suena muy mecánico, simple y viejo pero para alguien que no conoce el mundo del Marketing Digital probablemente no tiene idea qué es el Inbound Marketing. Si te hablo de “ventas” muy probablemente llame tu atención. 

Y es que, hoy en día, vender se vuelve un arte cada vez más interesante y en un mundo donde lo digital forma parte de nuestro día a día es imprescindible contar con una estrategia que nos permita estar en la mente del consumidor dentro de este ecosistema digital.  

Hablemos de Inbound Marketing o marketing de atracción. La principal diferencia con el marketing tradicional – que llamamos Outbound Marketing o Marketing de salida – es que en el marketing de atracción quien busca una empresa es el cliente, y no al revés. Es decir, se realizan acciones con el fin de atraer a los clientes potenciales para su sitio web y a partir de esa atracción, se realiza todo un trabajo de relacionamiento con esa persona. Este relacionamiento se realiza principalmente con la producción de contenido, enfocado en el proceso de compra del cliente.

La metodología del Inbound Marketing sigue una secuencia lógica de etapas que son: 

  • Atraer visitantes calificados 
  • Convertir esos visitantes en Leads 
  • Relacionarse con los Leads, nutrirlos de información de valor y hacerlos avanzar en el embudo 
  • Vender a los Leads más interesados y calificados. 
  • Analizar los resultados y optimizar nuestro proceso. 

Ahora bien, ¿cómo atraemos visitantes? A grosso modo con contenido de valor, anuncios pagados y SEO. A partir de ahí,  lo que tienes que hacer es mostrarle más sobre quién eres, qué haces y por qué eres la mejor opción. 

Un vendedor tradicional toca la puerta del prospecto y si tiene éxito le dará un poco de su tiempo para darle más detalles acerca de el servicio o producto que se está vendiendo. Incluso puede llevar folletos, brochure o simplemente contar con su habilidad de palabra y esperar cerrar la venta. 

Olvídate de tocar puertas. Mediante Email Marketing podemos hacer esto y más. A pesar de no ser el tema de moda en Marketing digital, el Email Marketing se sigue presentando como un canal que proporciona un alto ROI (Retorno de Inversión)

Conecta tu equipo de ventas con tus futuros clientes

Crea, analiza y optimiza

¿Tienes un proyecto? ¡Platícame todo!

Gossip digital: El newsletter de Perla

Suscríbete